Metodología chilena que aborda los prejuicios sobre vulnerabilidad en pedagogía recibe premio del BID y SUMMA

diversion transformacion lego

Un desarrollo interdisciplinario proveniente del Campus Villarrica UC, en donde se reúnen las experticias en psicología educativa, el diseño de recursos educativos y la coordinación de prácticas, fue uno de los cinco proyectos ganadores del Concurso de Innovación para la Justicia Educacional en América Latina.


El equipo conformado por Viviana Gómez, María Paz González y Pablo Gutiérrez, del Campus Villarrica UC, fue uno de los cinco ganadores del Concurso de Innovación para la Justicia Educacional en América Latina, otorgado por el Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe (SUMMA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El desarrollo de nombre “Cambiando la metáfora: uso del juego crítico para superar la exclusión social recibió este reconocimiento en la categoría de Innovaciones Promisorias, obteniendo la suma de $10,000 USD para su implementación y el apoyo técnico de parte de SUMMA.

A partir de la premisa de que existe una relación entre las creencias de los profesores sobre la pobreza y su desempeño como docentes en contextos vulnerables, el equipo de investigación ha desarrollado una solución para evidenciar y transformar las creencias de los estudiantes de pedagogía respecto a la pobreza y el éxito académico.

La investigación ha contado con el continuo apoyo de la Dirección de Transferencia de la Universidad Católica, el financiamiento FONDECYT 2012 y FONDECYT 2016, además de  ganar el concurso EduGlobal 2020 de EduLab UC, otorgando una pasantía en Finlandia al equipo de investigación.

“El proyecto pretende ampliar nuestro campo de acción, porque ya hemos abordado estudiantes de pedagogía durante 4 años, pero teníamos pendiente el trabajar con profesores en ejercicio. Entonces le dimos un formato de curso de siete sesiones, con nuevos módulos que incorporan un carácter reflexivo sobre sus creencias en un ambiente de juego” señaló Viviana Gómez, investigadora principal de este desarrollo.

“Lo que queremos finalmente es que los profesores encuentren ese espacio donde puedan hacer una diferencia y actuar para resolver el problema en el ámbito de responsabilidad que ellos tienen, que es el aula. Y una vez que eso ocurra, nosotros les acompañaremos en un proceso que les va a permitir acercarse a sus propios contextos escolares, para que sean mediadores de sus propios colegas”, agregó Gómez.

El objetivo del Concurso de Innovación para la Justicia Educacional en América Latina fue identificar y promover soluciones que den respuesta a los principales desafíos y problemáticas que enfrentan los sistemas educativos de la región, a través de un modelo de experimentación, desarrollo y evaluación de innovaciones educativas efectivas.

“Para nuestra oficina ha sido muy gratificante ser parte del proceso, prestando asesoría y acompañamiento desde las etapas iniciales, su paso por Finlandia gracias a EduGlobal UC y hasta concretar el tremendo logro de ser el único proyecto chileno adjudicado. Nos alegra la contribución que desde Chile y la UC podemos hacer al contexto latinoamericano al desarrollar herramientas para visibilizar y trabajar creencias limitantes, que están en la base de la perpetuación de desigualdades, marginalidad y pobreza” destacó la Jefa de Transferencia en Ciencias Sociales y Educación UC, María Angélica Barroso.

“Este reconocimiento viene a consolidar la necesidad de continuar avanzando en metodologías innovadoras, para trabajar un tema tan importante como las creencias de los profesores en escuelas vulnerables. Y también es un estímulo para continuar transfiriendo este desarrollo a profesores en formación y en ejercicio de la Región de La Araucanía, una de las regiones con mayores niveles  de vulnerabilidad en el país” señaló Gonzalo Valdivieso, Director del Campus Villarrica UC.

En el proceso de postulación del proyecto, fueron recibidas 78 innovaciones provenientes de 11 países de la región, las cuales fueron evaluadas por un panel de expertos de diversos países e instituciones educativas. En este proceso, Cambiando la Metáfora fue clasificada dentro de las 10 innovaciones promisorias con mejor puntaje promedio.

“El Panel de Adjudicación determinó que la intervención se hace cargo de un problema relevante y poco abordado en la región, el cual tiene que ver con las percepciones y los prejuicios sobre la pobreza. La problemática del cierre de brechas y la desigualdad en las oportunidades educativas es una de las más apremiantes en América Latina, por lo que esta innovación se ajustaba de buena forma al objetivo del concurso, es decir, pensar la innovación como mecanismo efectivo para promover la Justicia Educacional.” puntualizó Francisco Dominguez, Coordinador de Proyectos de Innovación de SUMMA.